Desde la Asociación Feminista Les Bruixes reivindicamos un San Valentín libre de actitudes machistas y prejuicios.

Desmontamos el amor romántico y defendemos un amor libre, un amor no únicamente monogámico y heterosexual. Lejos de los mitos románticos y los roles de género que dejan a la mujer en un lugar inferior.

Queremos el empoderamiento de las mujeres, que se nos escuche, se nos tenga en cuenta delante de procesos, ya sean importantes o no.

Y hoy, 14 de Febrero no queremos un amor compartido, sino uno propio, porque no necesitamos un amor a medias. Necesitamos un amor completo, el nuestro.

Somos la voz de todas las mujeres, capaces de estar solas si queremos y encontrar allí nuestro amor propio. Porque el amor no duele, que no nos cuenten más cuentos.